como hacer pulseras de lana.jpg

Confeccionar los accesorios que acompañarán la vestimenta, es muy sencillo. Pero además de que no es una tarea difícil, es a la vez divertida y representa un excelente recurso para ahorrar a la hora de innovar en los vestidores.

Las pulseras son elementos originales que le dan un toque colorido e innovador al estilo de cada mujer. Pero para hacer pulseras de lana,  lo primero que hay que hacer es reunir los materiales necesarios. Los más adecuados son largos de lanas o hilos, de diferentes colores, de unos cuarenta centímetros cada uno.

Para hacer un diseño que quede sencillamente perfecto, lo recomendable es anudar los hilos a una parte fija de la pared, o también del caño de una silla, y comenzar a hacer trenzas con los hilos de colores. De esta manera quedará una preciosa pulsera de lana muy informal y divertida.

Otra opción, para las que dominan el tejido a una sola aguja, son las tejidas al crochet. Para estos casos hay diferentes maneras de hacerlas, una de ellas es la clásica cadeneta, ya que esta técnica permitirá que el tejido sea más elástico.

En el caso de que las tejedoras sean u poco más experimentadas, lo mejor es utilizar la base con punto enano o falso corrido, que se empieza con dos puntos en el aire y se pasa la aguja en el primer punto falso, luego se tendrá que pasar la hebra de lana por el punto, hasta terminar el proceso, de acuerdo al largo que se desee que queden las pulseras.

Lo más aconsejable para realizar pulseras de lana son los colores estridentes, ideales para combinar con vestuario de verano o primavera.