chalecos a doas agujas.JPG

A la hora de renovar la vestimenta, las mujeres aplican sus ideas más originales, para evitar realizar grandes gastos de dinero. Para las épocas de invierno, realizar chalecos tejidos a mano, con dos agujas, no es una tarea complicada.

Pero para lograrlo, se deben seguir atentamente algunos pasos. Un buen consejo es utilizar agujas número cinco y alrededor de 250 gramos de lana tipo cashmilon. Para empezar, la parte del chaleco que cubriría el hombro, necesita 5 puntos en la aguja. Para la pechera, se deben colocar 66 puntos y se tejerá unos 6 centímetros en punto clásico y flojo.

Al llegar a los 45 centímetros de tejido, se comienza a tejer la parte correspondiente a las sisas (lo que va debajo de las axilas).  Lo más recomendable es hacer los cuatro primeras vueltas en punto santa clara (todo derecho) y luego disminuir, haciendo un recorte doble cada dos vueltas de tejido. A los 50 centímetro, comienza la parte correspondiente al cuello, donde se deberán cerrar unos ocho puntos.

Luego se debe tejer la parte de la espalda, pero será más sencillo, ya que habrá que realizar menos disminuciones. Una vez tejidas las partes delanteras y traseras, se cosen por los costados debajo de las sidas hasta la cintura con hilo reforzado, del mismo color que la lana.