bufandas tejidas a dos agujas.jpg

No hay nada mejor para las mujeres, tener la posibilidad de confeccionar el vestuario con sus propias manos, ya que le dará la oportunidad de elegir libremente el diseño, el color y los modelos de su ropa.

En el caso de los accesorios de invierno, no es para nada difícil tejer las bufandas de lana con dos agujas. No se necesita demasiada experiencia en el tejido para realizarlas. Para hacerlo primero debes tener dos agujas de tejer, del tamaño que más se amolde a tus necesidades y al tipo de lana y punto que quieras utilizar.

El primer paso es tomar un ovillo de lana y separar un pedazo de lana, que sea de un largo tres veces mayor que la cantidad de puntos que quieras armar. Una vez que tengas colocados los puntos en una de las agujas, se deberá hacer hebras en dos pasadas con la lana, un lazo hacia delante y el segundo lazo hacia atrás.

Aproximadamente cuando hayas tejido unos 70 centímetros, en punto flojo, sea cual sea el que hayas elegido, debes cerrar el tejido. Para finalizarlo de una manera correcta y prolija, tendrás que tejer un punto, hacer una hebra y soltar el punto siguiente, hasta terminar la pasada. Una vez realizado ese proceso, es aconsejable hacer un pequeño nudo en la terminación de la lana, para que nos se destejan y se desarme la bufanda.

Tejer la propia bufanda puede parecer difícil a primera vista, pero siguiendo los pasos y eligiendo la lana y los puntos adecuados, endrás tu abrigo de invierno en menos de dos horas.