faldas alc rochet.jpg

Las mujeres siempre desean vestir elegantes y a la moda y a la vez sentir que sus prendas son originales y únicas. Es por ello que muchas damas se han volcado, las últimas temporadas, a renovar su vestuario con el uso de faldas tejidas al crochet.

Esta ropa es ideal para usar en el verano y llevarla a la playa o a las piscinas, ya que al ser caladas, también son frescas y livianas. Pero también son apropiadas para usar de noche, ya que con el uso de una pollera lisa del mismo color del hilo, puesta debajo, o con un simple forro, las faldas quedarán sumamente elegantes.

Las faldas tejidas al crochet son una de las prendas más fáciles de realizar, para las que se animan a hacerla en sus casas, solamente necesitarán hilo de algodón del color que prefieran y una aguja a ganchillo con punta roma.

El procedimiento es comenzar haciendo una cadeneta del mismo contorno de la cintura y tejer en unto cadeneta hasta el final. En caso de querer incorporar un diseño un poco más extravagante, se puede utilizar diseños de guardas o cochinillas.

Para ello deberán tejer cada cuatro cadenetas, dos puntos altos, luego dos cadenetas y luego dos puntos altos más. Más tarde, se deberá retomar la cadeneta hasta terminar la vuelta del contorno y repetir de nuevo el mecanismo hasta el final.

Pero la incorporación de detalles más sofisticados son recomendables para las damas más experimentadas en el tejido al crochet. Para las principiantes, una falda hecha en punto cadeneta será muy sencilla y rápida de hacer.