punto pavo real en dos agujas.JPG

Una vez que las tejedoras principiantes ya practicaron las técnicas de tejido más comunes y más sencillas, como el punto jersey,  santa clara o arroz, es bueno que se animen e intenten con otros mecanismos más osados y un poco más complejos.

Uno de esos es el punto pavo real a dos agujas, el cual tiene ese nombre porque el tejido, cuando está terminado, se parece a la cola de un pavo real. Lo importante para que este tipo de técnica de tejido salga bien, se deben tener en cuenta los pasos a seguir, cuidadosamente.

Como primera medida, el tamaño de las agujas a utilizar irá de acuerdo con el grosos de lana que se use. Una vez que se decida el primer paso, se deben colocar o montar en la aguja tres puntos, o la cantidad de puntos según el tamaño de la prenda, cuidando siempre de que sean múltiples, es decir 17, 34, 51, y así sucesivamente.

En la primera pasada se deberá tejer todo del derecho, mientras que en la segunda será al revés. En la tercera vuelta es cuando las cosas pueden complicarse un poco si no se tiene en cuenta que se deben tejer cuatro tandas de dos puntos cada una, siete de uno y cuatro de dos nuevamente, siempre del derecho. En la cuarta vuelta se deberá tejer al igual que en la tercera pero todo del revés.

Luego, para completar el tejido, se deberá repetir una y otra vez las cuatro vueltas. El punto pavo real es ideal para realizar sacos elegantes y exóticos o chales importantes para vestir en ocasiones especiales.