como se hace el punto arroz.jpg

El punto arroz es una de las técnicas más sencillas de tejido y además, las más apropiadas para confeccionar ropa de bebé, sacos o camperas para damas y caballeros.

Para hacerlo correctamente, se deben tener en cuenta algunas indicaciones y de esa manera, se obtiene un tejido realmente prolijo y muy elegante. Una de las mayores ventajas de esta técnica es que la propia textura ayuda para no cometer errores e indica los lugares exactos en donde se tienen que seguir los puntos.

El punto arroz se trabaja sobre una cantidad par de puntos, en las que se deben realizar dos pasadas, que se repiten a lo largo del tejido. Lo más aconsejable para estos casos es empezar con un punto sencillo o derecho en la primera vuelta, en tanto en la segunda, un detalle que queda muy bien es hacerla en punto revés.

La tercera pasada y también las restantes, consisten en repetir siempre, en forma cíclica, los mecanismos usados en la primera y segunda vuelta. El punto arroz es especial para confeccionar bolsos, sacos para bebés, gorros, boinas, bufandas, mitones, o pantuflas, chalecos y todo tipo de accesorios tejidos a mano.

Para el caso del punto arroz sobre se deben seguir los mismos pasos que en el punto arroz antes detallado, pero la única diferencia está en la repetición doble de las pasadas, con lo que se logra una textura mucho más espesa que en punto arroz tradicional. No hace falta ser un experto del tejido para utilizar el punto arroz.