como tejer gorros de lana.jpg

Modificar el aspecto de los vestuarios es muy sencillo y con un poco de dedicación, buen gusto e imaginación, se puede lograrlo sin necesidad de realizar grandes inversiones de dinero.

Para el invierno no hay nada mejor que fabricar gorros de lana o hilo en casa, ya que es muy sencillo y llevará poco tiempo. Lo primero que se necesita es un peso aproximado de cincuenta gramos de lana o hilo, una aguja tipo ganchillo número cuatro.

Una vez reunidos los implementos necesarios, se debe hacer una cadeneta de 3 puntos y terminarla con un punto enano o falso. En la primera vuelta de tejido hay que efectuar doce puntos altos, en la segunda, sólo dos puntos altos y doblarlos a veinticuatro.

En la tercera pasada se debe seguir con la misma técnica y en la cuarta volver a doblar la cantidad de puntos, es decir, llevarlos a cuarenta y ocho. En la sexta vuelta de tejido, se mantendrá la misma cantidad, pero en la siguiente, nuevamente hay que doblar la cantidad, es decir, hacer sesenta y cuatro puntos.

Esta modalidad intercalada de cantidad de puntos se tiene que mantener hasta realizar quince vueltas completas. Tejer gorros es muy sencillo y son un recurso muy bueno para variar la rutina de los vestidores de invierno, abrigarse en las épocas de frío y lograr los diseños más adecuados con al personalidad de cada mujer.